¿Sabes aceptar los cambios en tu vida?

miedo al cambio

¿Tienes miedo a los cambios que no puedes evitar o no has planeado?

Comprende su significado y acepta el reto

Tal como canta Mercedes Sosa: “… Así como todo cambia, que yo cambie no es extraño…”  Fracasar es aprender y aprender es vivir

Desde el mismo momento en que nacemos, estamos sujetos a cambios constantes en nuestra vida. Unas veces son internos y otras veces son cambios externos; a los que tenemos que irnos adaptando.

Cambiar de trabajo, de ciudad o incluso de pareja, son situaciones que alguna vez todos vamos a vivir.

Aceptarlas y saber gestionarlas es fundamental para nuestra salud tanto mental como física

No existen fracasos, sino sólo resultados de los que podemos adquirir conocimiento y construir.

Hay que asumir cierto grado de imperfección, para seguir fluyendo con el aprendizaje y no quedar estancados en el miedo a equivocarnos. 

Vivir con los demás y no para los demás: Es decir, tener motivaciones y objetivos propios, pero valorando lo que damos y recibimos.

La necesidad de aprobación limita el campo de acción Estar en el presente: Más que en el pasado o el futuro. Los niños que crecen saludablemente se encuentran demasiado ocupados disfrutando y viviendo el presente de forma inmediata. Están viviendo y no preparándose para vivir. 

Si lo que hacemos no funciona, cambiemos: Obsesionarse por lo que no va bien o dudar permanentemente no ayuda. 

Realizar rituales en las transiciones difíciles: Es necesario encontrar un objeto simbólico relacionado con aquello que nos dificulta el cambio. Después se realiza con él alguna actividad que simbolice el hecho de seguir adelante. 

Aceptar el miedo: Cumple una función protectora. Si lo intentamos esconder o evitar, puede tomar una fuerza que nos controle o paralice. Hay que actuar con el miedo como si este fuera un aliado y no un enemigo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *